SER FELIZ

por: Edgard Paz

¿Que es ser feliz?

Escuche esta historia y me gusto, me parece que refleja la intención de cualquier persona que quiere compartir su vida con otra…compartir la felicidad personal…dice la historia:

Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:

  • ¿Te hace  feliz tu esposo?… ¿Verdaderamente te hace feliz?

En ese momento el  esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio. Sin embargo la esposa respondió con un rotundo:

  • “No…no me hace feliz”

Y ante el asombro del esposo… continuó:

  • No me hace feliz… y no tiene que hacerlo…¡Yo soy feliz! …

Muchas caras la veían sorprendidas a lo que la mujer abundo: “El que yo sea feliz o no, no depende de él,   sino de  mí. Yo soy la única persona, de quien depende, mi felicidad…”

Luego de leer esta respuesta, no puedo más que estar muy de acuerdo…nadie da lo que no tiene, y si en el matrimonio se produce la unicidad de la pareja, y uno de sus fines es la ayuda mutua, es más que inherente, que cada uno en el matrimonio, va a aportar lo que tiene y lo que es…

Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna  persona,  cosa… o circunstancia. … sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas…

Todo lo que se desarrolla en este mundo, cambia continuamente…Lo que piensa el ser humano, las  riquezas,  mi cuerpo, el clima, los placeres, etc…  Y así podría decir que es una lista interminable….pero aquello que no cambia es el ser humano, el comportarse como ser humano…y con el, todas las dimensiones del mismo ser humano: la inteligencia, la voluntad, la razón, el espíritu…

Manejando nuestras inherentes virtudes a través del :

ser prudentes,

dar a cada quien lo que le corresponde,

no desmayar en las buenas decisiones tomadas,

conocer y dominar mis emociones,

A lo largo de mi vida, he aprendido que yo decido ser feliz …todo lo demás son sólo experiencias, como el :

amar,

perdonar,

ayudar,

comprender,

aceptar,

escuchar,

consolar.

Hoy en día, escuchamos a la gente que dice: “No puedo ser feliz…

porque estoy enferma,

porque no tengo  dinero,

porque hace mucho calor,

porque alguien me insultó,

porque alguien ha dejado de amarme,

porque alguien no me valoró…

Pero lo que no sabes, es que ….TU SI PUEDES SER  FELIZ…

aunque…  estés enfermo,

aunque…haga calor,

aunque… no  tengas  dinero,

aunque… alguien te  haya insultado,

aunque… alguien no te amó ,

o no te haya valorado.

 

Sólo cuando entendamos que todo en la vida es actitud, quizá podamos cambiar el rumbo de nuestra existencia…entendamos que la vida es como andar en bicicleta…te caes, sólo si dejas de pedalear.

El cambio empieza cuando tú quieras que empiece…empieza tu día, tu semana…un nuevo mes con una sonrisa… y no permitas que nada ni nadie la borre de tu rostro.

¡SER FELIZ  ES ACTITUD!

Advertisements
Posted in Crecimiento personal | Tagged , , , , , , | Leave a comment

¿CÓMO DEBO AMAR?

mod. por Edgard
Esta es una pregunta que en algún momento todos nos hacemos: ¿Cómo debo amar?
La respuesta puede resultar dolorosa, dura, difícil e impactante. .. Para muchos es “novedosa” y para otros parecerá una revelación directa del cielo, sin embargo, la respuesta sigue siendo sencilla… simplemente hago una comparación:
“Para tener éxito en el amor tienes que amar como Cristo te ama a ti… ¿Y cómo es esto?…pues: sin reservas, sin medidas, sin condiciones, sin límites, sin esperar nada a cambio y sabiendo con resignación que probablemente serás herido o serás lastimado alguna vez…
No obstante, cuando amas como Cristo te amo a ti, terminas cosechando amor, un amor que el mundo no comprende, un amor celestial.”

Ama con el amor de Cristo, amor sin límites, amor fiel, amor sincero, amor profundo: entrega total… Pero amor responsable.
Si Cristo no te amara tanto, ya te hubiera dado todo lo que le has pedido. No todo lo que creemos que es bueno, será para nuestro bien. Si Cristo no te amara tanto, no te habría hecho esperar en muchas ocasiones para recibir lo que has pedido.
Dios ha establecido la “ley de la siembra y la cosecha”…Siembra amor, como el amor de Cristo, un amor consciente, inteligente con voluntad y no un amor solamente emocional o temporal… sino amor verdadero.
Ama con el Amor de Jesús, y serás inmensamente feliz aun cuando seas insultado, calumniado e injuriado.

Si quieres tener éxito en el amor con tu pareja, amale con el amor de Cristo….
Quizá pienses que esto es imposible, que es un riesgo… pues si, probablemente serás decepcionado… pero cosecharás madurez, y Dios, quien ve tus lágrimas en secreto te recompensará.
Serás derribado, pero te levantarás y amarás de nuevo.
Si quieres tener éxito en el amor con tus hijos, parientes, amigos: ámalos con el amor de Cristo. Niégales sus caprichos, explícales y hazles esperar para recibir. Cuando ellos no miran los peligros y piden o quieren cosas que tú sabes serán para su mal y no para su bien.
“Ten en cuenta que los grandes amores y los grandes logros implican grandes riesgos”
Cuando pierdas no desperdicies la lección
Toma en cuenta estas tres recomendaciones:
1. Respétate a ti mismo, respeta a los demás y se responsable de tus acciones
2. Recuerda que no conseguir lo que quieres es a veces un gran golpe de suerte
3. Pasa algún tiempo sólo, cada día.
Recuerda que el silencio es a veces la mejor de las respuestas
“Y no permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.”

EP2014

Posted in Uncategorized | Leave a comment

PARA HABLAR EN PUBLICO

Por: Edgard Paz

Ante la pregunta ¿Qué hacer para superar el miedo a hablar en público? , pues me anime a recolectar información propia y de otros, que permitan a muchos a desarrollar esta habilidad directiva: la oratoria

Desde muy joven, el hablar en público supuso una de mis principales limitaciones. ¿Miedo? no…¡pánico!. Tuve profesores que no paraban de ofrecerme oportunidades para realizar presentaciones y yo procuraba “esquivar el bulto”. Realmente la pasaba muy mal, y luego entendí que esto era por mi miedo al ridículo.

Que es la oratoria.
Pues es un arte, el arte de hablar y expresarte en público.
Descubrí que el arte de la oratoria es innato y adquirido. El hecho de creer (en muchas ocasiones, sin argumentos) que uno no ha nacido para hablar en público no es justificación para eludir todos los medios que tenemos a nuestro alcance (que son muchos) para formarnos en esta habilidad. Por supuesto que hay oradores con esa cualidad innata pero la mayor parte de ellos se han formado con gran esfuerzo y dedicación, y sobre todo… con muchas ganas de conseguirlo, lo que implica, como hemos dicho en varias ocasiones, práctica sin límites una vez adquiridas las técnicas necesarias.
La afirmación de que la oratoria debería ser una asignatura obligatoria a cualquier nivel educativo, al igual que incluiría el protocolo social… es algo que comparto.

En mi caso, tuve la suerte que insistieran y tuve que saltar al ruedo y descubrí que pasados los primeros minutos mi discurso fluía con naturalidad. Enfrente auditorios, esto sí, ayudado de amigos que me indicaban lo que veían y como me veían, y luego con grabaciones en las que me mostraban si mis gestos o mi forma de mirar el público era la mejor o no. Me sorprendí a mi mismo.
Entendí que lo primero es no hablar del miedo a hablar en público. Muchas veces las cosas toman la importancia que le queremos dar. Y, a base de repetirlo, parece ser cierto, pero no lo es. Si te pones en el punto de vista del que escucha, no somos tan exigentes, el 99% de la gente va con ganas de escuchar y con generosidad ante el que habla. ¿Qué malo puede pasar?

Algunas recomendaciones que me hicieron fueron:
Realizar respiraciones profundas antes de empezar para oxigenarme y evitar bloqueos, hablar con personas de lo que fuera antes de iniciar el discurso, tener muy pensados los primeros 30 segundos, … , y al final de repetirlo muchas veces te va entrando la seguridad. Si es en una sala que no conoces es recomendable verla antes del hablar para familiarizarte, si vas a utilizar algún medio audiovisual comprobar que no habrá sorpresas (cosa inútil porque siempre las hay)…
El orador casi siempre olvida que el auditorio asiste a su charla con la intención de escuchar, de aprender, de informarse sobre el tema central de la disertación. Admira el “valor” que tiene el conferenciante por enfrentarse a los oyentes y disculpa cualquier error, generalmente sin importancia y habituales en este contexto, que pudiera cometer.

Se te entra el miedo a hacer el ridículo, a quedarte en blanco, a cometer errores, a sentir nervios, a no estar a la altura… Es conveniente saber que el nudo en el estómago, la sequedad labial y bucal, la tensión muscular, el ritmo cardíaco acelerado o las molestias gastrointestinales provocadas por nuestra exposición pública, no son apreciadas por el público asistente. Como mucho, se darían cuenta de la sudoración excesiva (depende de la distancia que nos separe de los oyentes) y del tartamudeo. Aún en estas situaciones más o menos evidentes, entenderían perfectamente nuestra agitación.

No hay fórmulas secretas para superar el miedo a hablar en público. Leer libros o asistir a seminarios nos facilitan las técnicas necesarias para superarlo pero el verdadero método se basa en el profundo deseo de convertirnos en oradores eficaces, adquirir los conocimientos necesarios (en cantidades ilimitadas) y practicar, practicar y practicar.
A veces queremos arreglar con pequeños trucos en cinco minutos, lo que debíamos llevar entrenado desde mucho antes.
Mira siempre a los que les esté gustando, uno se ve arriba y habla en general pensando que el auditorio responde, pues debes apoyarte en aquellos que se muestran empáticos con lo que estás diciendo.

Dominar el tema objeto de la exposición; situar entre los asistentes a personas de nuestra confianza que nos tranquilizan con una simple sonrisa o un gesto que nos ofrezcan; realizar prácticas de relajación minutos antes de la disertación; conocer el lugar donde va a tener lugar; verificar que micrófono, ordenador, cañón… funcionan correctamente; interactuar con nuestro público a medida que van llegando a la sala (esta opción no siempre es posible); admitir que no es posible gustar a todo el auditorio (estudios demuestran que se puede cautivar a 2/3 de los asitentes); concentrarse en dar y no en recibir; ser optimista, pensar en positivo; y, practicar la sonrisa son algunos de las técnicas empleadas para controlar la fobia a hablar en público. Controlar el miedo es un objetivo alcanzable; eliminarlo es mucho más difícil. Concentrémonos en controlarlo.
Ayuda a esto, el tener pautado el discurso, de manera que no tenga que leerlo…. tratar de nunca leer…

Es interesante cuando en tus prácticas te puedes grabar en video para luego analizar gestos, miradas, el uso y contenido del lenguaje, etc.

Hay casos de oradores que son muy críticos con ellos mismos, y luego al verse en el video veían que la percepción que ellos tenía de su exposición era infundada. Se tiende a pensar que la audiencia percibe nuestros nervios, temblores en la voz etc. y cuando escuchas el análisis de tus compañeros, profesor, y te ves en video tras una exposición, te das cuenta que esa percepción solo la tiene uno mismo.

Lo que considero fundamental es saber de lo que estas hablando. Creo que es primordial preparar el inicio y el final de la exposición. Al igual que debes estudiar las posibles preguntas que la audiencia te puede hacer, y sobre todo…. Practicar, practicar y practicar (y si te ves en grabación, mejor que mejor).

Siempre los primeros 10 minutos son los más difíciles de superar, el arrancar, las inseguridades que te invaden al ver a todo el mundo sentado mirándote fijamente y con una seriedad extrema.
La preparación previa, el conocimiento del entorno, el ser o no, expertos en el tema son situaciones que debemos tener presentes antes de enfrentar al público.
Para estos 10 minutos se puede hacer participar al grupo, con preguntas circunstanciales, que traten de mantener la atención durante toda la conferencia.
Cuando percibas que te vas a bloquear realiza una pregunta de comprensión, empezando con la persona que veas aparentemente aburrida… puede que sea una visión errada y te conteste correctamente y con todo lujo de detalles sobre lo que hayas explicado. Esto te da tiempo a:
1. pensar que tema abordar a continuación
2. que mi percepción de aburrimiento era infundada y desaparezca ese miedo
3. que eran humanos como yo y el ambiente hostil que percibes no es tal.

Se notará que a partir de ahí todo el tema fluye de mejor manera.
Cuando hay preguntas que no sepas responder, emplázalas a consulta posterior, siendo sincero al reconocer que no lo sabes pero que le contestarás en cuanto lo consultes.
Creo que el miedo nunca desaparece por mucha práctica que tengas, por tanto hazlo aliado tuyo, te mantendrá alerta y seguro que lo haces lo mejor que sabes.

¿Cómo bajamos la ansiedad?

Pues hay que saber muy pero muy bien de qué va a hablar. No me refiero a haber aprendido un tema, sino de dominarlo, que sea realmente parte de mi especialidad.
Llegar temprano, media hora antes quizá. Familiarizarte con el lugar, probar micrófonos, cañón, notebook, etc.
Charla con la gente que va llegando antes de dar comienzo. Interésate por saber para qué habían ido, expectativas, etc. Dialoga. Es una forma de hacer gradual la exposición de uno ante la gente.
No comenzar de lleno con el tema en cuestión. Una buena opción es dar una breve introducción sobre uno mismo. Nada formal, no se trata de recitar currículum ya que puede sonar muy pedante. Sino contar la experiencia de vida y que tenga algún punto en común con el tema en cuestión, para ir poco a poco introduciendo en el tema.
Tratar de imprimir fluidez a las ideas, es decir que una cosa que acabas de decir te lleve a la otra y así se va formando un hilo conductor que es más fácil de seguir.
Por último, si bien está permitido y es hasta recomendable un toque de humor, si estás algo nervioso, es mejor no usar este recurso ya que si sale mal, puede incrementar aún más los nervios.

. Qué duda cabe, que cuando nos encontramos con un comunicador hábil, que maneja el “escenario”, que transmite y engancha, inmediatamente le concedemos enorme credibilidad y aumenta su valoración como profesional.

Cuando te pones delante de un grupo de personas, sientes todos sus ojos en ti, sus expectativas, y tu ansiedad y miedos… esta situación siempre te impacta…y debo repetir que, si bien con la experiencia se atenúa la sensación, nunca desaparece del todo. Pero eso es bueno, porque nos mantiene en un estado de atención, activa las neuronas, nos pone alerta… y así es como podemos dar lo mejor de nosotros mismos.

Si bien todo el mundo tiene esos miedos, hay personas que tienen una capacidad más innata que otras de comunicar frente al público. ¿Quién no diría que, por ejemplo, Steve Jobs fué un gran conferenciante?… pues no lo fue. Pero fue un tipo extremadamente listo que conocía sus limitaciones, y lo que hacía era preparar milimétricamente sus presentaciones y ENSAYAR, ENSAYAR, ENSAYAR, tengo entendido que hasta límites obsesivos!.

Es decir, que quien no sea un comunicador nato, que sepa que puede perfectamente parecerlo -aunque con un poco más de trabajo…

Alguna vez escuche que hay que “visualizar y pensar” que todos tus oyentes van desnudos….que a veces ayuda a perder el miedo…pero esto no creo que sea algoi adecuado ya que no quisiera ni imaginarme a las decenas de personas que tengo frente a mi como Dios las trajo a este mundo… pero con muchos añitos más y un montón de arrugas, pellejos, cuerpos desproporcionados, etc… visualizar al auditorio desnudo tiene que ver precisamente con la intensificación del nerviosismo que produce, incrementa el desasosiego que se siente ante la inminente exposición pública, además supondría que ellos también te verían de esa forma a ti… creo que esto incrementaría la dispersión que de por sí puede invadirnos, quitándonos concentración.
Las técnicas del pensamiento positivo, entre otras, así como técnicas de relajación, en las que la respiración juega un papel crucial.
El miedo, como todo en la vida, ocurre la primera vez… por supuesto, a medida que vas adquiriendo experiencia en oratoria, van desapareciendo las inseguridades.

Repito, recurrir a un toque de humor es un gran consejo, siempre y cuando se caracterice por ser un humor preparado, apropiado, prudente, oportuno, dosificado y elegante. Es una poderosa herramienta de comunicación.

Concentrémonos en dominar el tema que vamos a tratar, valorar todas las posibilidades que se puedan producir, toda la gama de preguntas que nos pueden plantear los oyentes y creamos en nosotros.
Hablar en público es algo muy emocionante, creo que el miedo es algo común y que todos lo sufrimos, porque solo muerto no podrías sentir nada al estar parado frente a un grupo de gentes. Pero solo pensar que voy a compartir mis ideas y las de otros me permite emocionarme para contrarrestar el miedo.
Cada persona se pone nerviosa ante una presentación, por una u otra circunstancia. Unas personas se ponen más nerviosas en el inicio, buscando cómo romper ese silencio inicial.. Otras personas los nervios le vienen de pensar en la gran cantidad participantes atentos a cuanto dirá… en Fin!, creo que cada persona tiene que reflexionar y detectar cuál es su mayor miedo ante la presentación, y una vez detectado, elaborar una estrategia que le dé seguridad.

A mi particularmente me encanta impartir presentaciones, de hecho lo disfruto, pero lo cierto es que para poder disfrutarlo antes he de llevar todo el material bien estudiado, teniendo soltura en donde esta cada cosa que quiero expresar…. con lo cual ante mi caso en particular, necesito llevarla bien preparada, y conseguido eso…sé con toda seguridad que todo irá bien… me ha tocado muchas veces pararme frente a grandes grupos de gente y les paso mis comentarios.

Como desarrollar tu discurso.

. Empezar de forma impactante para llamar la atención, tener la charla estructurada, hacer preguntas al auditorio, repetir las ideas esenciales, guardar alguna sorpresa, acabar con una buena síntesis, a manera de “piedra angular”.

1. Lo primero es saber muy bien de lo que se va hablar, porque siempre habrá un crítico entre el público dispuesto a rebatir nuestros puntos. Hay que saber de lo que se va hablar para no cometer errores.
2. Si vamos a mostrar una presentación, conocerla perfectamente, casi de memoria. Es de muy mal gusto que la gente vea que no sabemos que sigue en nuestra presentación; de preferencia hay que hacerla uno mismo no dejar ese trabajo en otra persona que no va a subir al estrado.
3. Revisar muy bien la ortografía, un error ortográfico mata cualquier presentación.
4. Llegar temprano y verificar que la presentación se ve y no hay fallas técnicas, llevar nuestra presentación en un USB, llevar nuestra laptop y probar el equipo con anterioridad.
5. No leamos la presentación, hoy en día es muy común ver a expositores que presentan una lámina y se dedican a leerla, como si los espectadores no supieran leer, es mejor dejar la lámina y hacer comentarios sobre ella.
6. Planear ejemplos de vida que apoyen nuestra presentación, es más fácil hablar de cosas que nos han pasado y de cómo las resolvimos que estar inventando conceptos, da mucha seguridad hablar y recomendar sobre hechos de nuestra vida.
7. Estar muy atento del público, este nos da señales claras de cómo va nuestra presentación, si están platicando, moviéndose, no participa o impacientes no vamos por buen camino y debemos de cambiar de estrategia.
8. Hacer preguntas al público y tomar sus respuestas como ejemplo y construir sobre ellas nos permite involucrar a los espectadores en el tema ya que los hacemos participes de la presentación.
9. No nos extendamos mucho en una explicación o la presentación, hay que saber cuándo terminar para no aburrir a la gente.
10. Hablar despacio y pronunciando muy bien las palabras, si tratamos de terminar rápidamente solo vamos a cometer errores, nos vamos a atropellar y vamos a ponernos más nerviosos.

Enfrentando algunas manifestaciones

El miedo que sentimos a expresarnos ante un auditorio se puede manifestar de muchas maneras distintas: tartamudeo, sonrojez, sudores, sequedad labial, calambres, sensación de parálisis…
¿cómo reaccionamos ante esta sensación que nos “asola”? Algunas se hunden y son incapaces de reaccionar; otros intentan no pensar en ello y tiran para adelante; otros piensan en algo agradable que nos ayuda a eludir este sentimiento; recurrimos a inspiraciones profundas…
otros repasan la presentación y los contenidos.
Preocúpate en adaptar tu lenguaje al de tu auditorio, utilizando algunas palabras “poco formales” y ejemplos de su día a día así como ser flexible en tu exposición teniendo en cuenta si hay exposiciones anteriores a la tuya para no repetir contenido. No tienes que tocar todo lo que tengas preparado por falta de tiempo (el acto empezó tarde y la primera ponente se paso mucho del tiempo establecido), simplemente asegurate que se transmita bien el mensaje central.
Toma nota en no emplear en tu “speach” “palabras-tic” o “muletillas” o “latigazos”, palabras que carecen de contenido informativo y ofrecen una imagen poco creíble del orador, por lo que se recomienda su progresiva eliminación de las charla:por ejemplo: eh?eh?eh? o entonces? entonces? entonces? esas que repites sin darte cuenta…
Las personas que intervienen en la comunicación condicionan no solo el lenguaje utilizado, también el tono y el estilo empleado. La oratoria moderna defiende un lenguaje claro, preciso, sencillo y cercano.

Espero que lo mencionado aqui les sea de ayuda para su desarrollo personal y como expositores potenciales…
Edgard

Posted in Crecimiento personal | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

EL PODER DE LA RESPIRACIÓN

por Edgard Paz
Desde la antigüedad, la humanidad ha descubierto y disfrutado del poder de la respiración.
Los ejercicios respiratorios forman el Pranayama del Yoga, y la base misma del Chi Kung, Yoga chino y las artes marciales orientales; así como de las meditaciones cristianas.
Hablar de nuestra respiración es hablar de la energía vital conocida por las diferentes culturas con diferentes nombres como ki, chi, pragna, energía bioplasmatica, y podemos vincular esta energía con la fuerza que nos da la vida.
Podemos utilizar esta capacidad, también, para potenciar nuestra programación mental a través de las afirmaciones positivas y darles una mayor potencia y velocidad a nuestra reprogramación mental subconsciente.
Como  ejemplo utilizaremos la respiración cuadrada, muy tradicional dentro del Yoga de la India.

Pasos para comenzar:
1. Inhala de manera lenta y tranquila mientras realizas un conteo mental. Imagina que en este conteo has llegado al número cinco.
2. Ahora retén el aire contando mentalmente hasta cinco.
3. A continuación, exhala respetando el mismo número.
4. Y por último mantén vacíos los pulmones con un conteo de cinco.

Vuelve a comenzar  desde el primer paso. Será entonces el número que surge de tu inhalación el que regule los otros movimientos respiratorios, que son cuatro:
Inhalación, retención, exhalación y vacío.
Una vez que ya tengas el ritmo de manera automática, lo único que debes hacer es preparar una afirmación positiva y agregar tu afirmación en cada uno de estos cuatro movimientos respiratorios de manera repetida.
Por ejemplo: Yo soy felicidad, el dinero es mi amigo y viene a mí en grandes cantidades, soy salud perfecta, yo soy paz interior, Hoy es un día maravilloso lleno de oportunidades positivas, etc.
Prométete a ti mismo:
Ser fuerte, que nada pueda obstaculizar tu camino.
Habla día tras día de tu buena salud, de tu felicidad y la prosperidad que tienes en tu vida, de la buena relación que tienes con el dinero.
Haz sentir a todas las personas que te rodean, familiares, amigos,  que hay en ellos algo de valor, algo muy valioso.
Contempla  el lado iluminado de las cosas y convierte tu visión en una visión optimista.
Piensa sólo en lo mejor, trabaja sólo para lo mejor y espera sólo lo mejor.
Conviértete en entusiasta acerca del éxito de los demás, charla con las personas de éxito sobre sus logros y éxitos y inspírate con su energía.
Comienza tu día en forma alegre, y mantente contento en cada momento y dirige una sonrisa a todas las personas que conozcas.
Dedica tanto tiempo como puedas a mejorar tu propia vida, y aléjate de criticar a los demás.
Estos son conceptos que aceleraran el uso de la ley de atracción en forma positiva.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Algunos cuentos

1. EL ANCIANO Y EL NIÑO
Eran un anciano y un niño que viajaban con un burro de pueblo en pueblo.
Llegaron a una aldea caminando junto al asno y, al pasar por ella, un grupo de mozalbetes se rió de ellos, gritando:
–¡Mirad que par de tontos! Tienen un burro y, en lugar de montarlo, van los dos andando a su lado. Por lo menos, el viejo podría subirse al burro.
Entonces el anciano se subió al burro y prosiguieron la marcha. Llegaron a otro pueblo y, al pasar por el mismo, algunas personas se llenaron de indignación cuando vieron al viejo sobre el burro y al niño caminando al lado. Dijeron:
–¡Parece mentira! ¡Qué desfachatez! El viejo sentado en el burro y pobre niño caminando.
Al salir del pueblo, el anciano y el niño intercambiaron sus puestos.
Siguieron haciendo camino hasta llegar a otra aldea. Cuando las gentes los vieron, exclamaron escandalizados:
–¡Esto es verdaderamente intolerable! ¿Habéis visto algo semejante?
El muchacho montado en el burro y el pobre anciano caminando a su lado.
—¡Qué vergüenza!
Puestas así las cosas, el viejo y el niño compartieron el burro. El fiel jumento llevaba ahora el cuerpo de ambos sobre sus lomos. Cruzaron junto a un grupo de campesinos y éstos comenzaron a vociferar:
–¡Sinvergüenzas! ¿Es que no tenéis corazón? ¡Vais a reventar al pobre animal!
El anciano y el niño optaron por cargar al burro sobre sus hombros. De este modo llegaron al siguiente pueblo. La gente se apiñó alrededor de ellos. Entre las carcajadas, los pueblerinos se mofaban gritando:
–Nunca hemos visto gente tan boba. Tienen un burro y, en lugar de montarse sobre él, lo llevan a cuestas.
!Esto sí que es bueno! ¡Qué par de tontos!
De repente, el burro se revolvió, se precipitó en un barranco y murió.

*El Maestro dice: Si escucháis las opiniones de los demás, acabaréis muertos como este burro. Escucha la crítica constructiva y no la crítica injusta y si tienes dudas Escucha únicamente la voz de tu corazón.

Y yo digo, que a veces se nos hace muy duro escuchar la opinión y la critica de los demás…ya que puede llegar a ofendernos, movernos, confundirnos, en fin… lo interesante de este cuento es que nos debiera generar la pregunta ¿hasta donde me dejo influenciar por los demás? …ojalá tengas respuestas para ti mismo…

Un abrazo

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

SER FELIZ

Alguna vez te has preguntado ¿soy feliz?…y ¿cual fue tu respuesta inmediata?…quizá si hayas aceptado que eres feliz, o quiza has hecho que tu felicidad sea dependiente de algo…o de alguien…

Sabes…muchas personas se preguntan cómo ser feliz y buscan su felicidad en factores exteriores…quizá porque piensan que encontrarán allí su felicidad, pero no la encuentran y si lo hacen… esta  es efímera. En esta huida hacia delante no se han parado a reconocer que es lo que les perturba y cuál es su fuente de felicidad. En esa búsqueda en exteriores, se olvidan de dar una mirada pequeña hacia dentro de cada uno y cuando lo hacen, les sorprende lo que sucede. La felicidad se encuentra en nosotros mismos y tenemos que aprender a encontrarla.

Fíjate, una persona feliz, es pura energía, equilibrio, alegría, positivismo, etc…, actitudes que se proyectan en todas las esferas de la vida, y que por ejemplo a nivel profesional, esta comprobado que hacen rendir a una persona entre un 65 y un 100% más que de no serlo.  Si tu realmente quieres ser feliz, es importante que  trabajes sobre tus pensamientos y emociones los cuales tienen un impacto directo sobre tus comportamientos y tus decisiones.

Si te das cuenta, las pequeñas decisiones que haces con tu día a día, crean tu destino y por tanto como te sientes. La única cosa sobre la que todas las personas tienen control es su propio mundo interno. Tú puedes decidir sobre el significado que le das a las cosas y qué hacer acerca de ellas. Los únicos límites que tienes son tu imaginación y tu compromiso.

Cada uno tenemos el potencial para convertirnos en una persona de bien, desafiando con coraje la adversidad y haciendo lo que creemos que es correcto a pesar de las condiciones externas. Superar las dificultades te hace crecer. Es como el fuego que refina, que da templanza.

El nivel más alto de felicidad duradera se da cuando la gente le da mayor significado a su vida. La vida es mucho más placentera y te recompensa más cuando es jugada “con todo“, en vez de con la mitad del corazón. Debes estar dispuesto a sentirte a veces algo molesto y desorientado cuando estas tratando cosas que son nuevas ti y que tal vez no funcionen. Y si no funcionan, deberás estar dispuesto a asumirlo, a aprender y avanzar. De otra forma, nunca descubrirás los límites de lo realmente eres capaz de alcanzar o lograr.

Por todo esto, cuando te vuelvan a preguntar ¿eres feliz?…¿que responderás?…

Posted in Crecimiento personal | Tagged , , , | Leave a comment

TOLERANCIA

…Voy observando a mi alrededor, y me encuentro con personas distintas…muy distintas…unas de otras. Disímiles en su forma de vestir, en su forma de caminar, en su manera de actuar…en su manera de ver las cosas que los rodean.

Personas que están viendo a su alrededor y es como si no vieran mayor cosa, simplemente un  lugar en donde deben estar,  el lugar  en que les toco estar, y aquello que ven, no les motiva a mayores sensaciones… podrían no estar las cosas y las otras personas, ya que para ellos les resulta igual…mientras “todo ese otro mundo” no se “inmiscuya en mi mundo” no le veo problema…

Otras que ven a su alrededor y no soportan lo que ven, ya que, sea bueno o malo, simplemente no satsiface sus espectativas bajo  ninguna circunstancia, y por tanto , están en una actitud defensiva constante, o en un ataque constante, ya que se sienten agredidos por el entorno…

Cuando comenzamos a perder control sobre nuestras emociones , sobre aquello que observamos en el entorno, estamos a un paso de perder el control de nuestra vida.

Nos cuesta mucho entender que somos parte del orbe, el mismo otrbe que alberga a todos los otros…si…a esos otros que de un momento a otro pasamos por alto, olvidamos o por el contrario…criticamos o juzgamos de manera dura, desmedida, ya que, queramoslo o no, estámos insertados en este orbe con todos ellso, de menera que con nosotros, se comparte la enseñanza de ésos otros…

Es pues imposible de evitar, las comparasiones entre los seres , de manera que nos es muy difícil observar el desmpeño de cualquier otro, si no conozco lo que realmente desea hacer, hace,  o dice que hará… Surgen muchas ideas en nuestra cabeza, y dada nuestra increíble sensación de no sentir que erramos, de sentirnos muy seguros de lo que creemos saber… esta sensación puede llevarnos a no escuchar al otros de ninguna manera, máxime si ése alguien tiene una una relación conmigo de dependencia conmigo…dependencia económica…emocional…social….cualquiere, la que se escoja…pero basta que esto denote carga y empoderamiento de una de las partes, para que se ponga de manifiesto la llanmada Intolerancia.

De esta manera , entiendo la Intolerancia como el poco respeto que se tiene de la contraparte que se opone a mis pensamientos, y que por supuesto …que no soy capaz de escuchar..

De esta manera, llego a plantear que la Tolerancia no es más que el respeto que se debe tener por la otra perosna…cualquier persona…simplemente por ser persona…sin que medie en esto su nivel educacional, cultural, de cualquier índole…

Cuando se entiuenda a cabalidad que todas las personas tenemos la cualidad de dignos, es devcir cuando descubramos la dignidad del otro totalmente diferente de mí mismo, recién ahí podremos manejar el término de tolerante, antes…sólo presentamos una cara distinta, tratando de ocultar nuestra verdadera emoción…Y esto realmente es un ejerciucio muy difícil…intentemoslo diariamente…y avancemos sobre seguro..

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment